miércoles, 27 de mayo de 2015

Linfadenitis caseosa y Enfermedad de los abscesos en ovino y caprino: Alternativas para su control



Se trata de dos enfermedades distintas, pero ambas causan la aparición de multiples abscesos purulentos, algunos de notable tamaño, visibles generalmente en cabeza y flancos.

La importancia de estos abscesos provoca diversas consecuencias, más allá de la propia salud del animal:
  • Descenso de las producciones
  •  Retraso en el crecimiento
  • Deterioro físico y su posterior devaluación económica. Este aspecto es especialmente importante si se trata de animales de alto valor genético destinados a la venta.
  •  Decomiso de pieles y desvieje precoz.



¿Qué lo provoca?


Estas enfermedades son provocadas por dos bacterias distintas:

  • Staphylococcus aureus anaerobius, generalmente afecta a  animales jóvenes. Produce solo abscesos externos. Es el agente causal de la enfermedad de los abscesos.
  • Corynebacterium pseudotuberculosis  (Afecta a animales de cualquier edad, siendo más frecuente en adultos y puede producir abscesos tanto internos como externos. Es el agente causal de la linfadenitis caseosa o pseudotuberculosis. Dependiendo de la localización de los abscesos internos los síntomas clínicos y la evolución de este proceso serán muy variables.
Es posible encontrar ambos agentes en una misma explotación, e incluso en una misma lesión.
absceso interno abierto
Absceso interno (linfonodo medistínico)


Los principales factores de riesgo que permiten la transmisión de estas enfermedades en un rebaño son:

  • Presencia de animales afectados
  • La apertura de abscesos sin la desinfección adecuada
  •  El hacinamiento, que permite más fácilmente la diseminación
  •  Heridas o cortes cutáneos. Son la principal vía de entrada. Pueden ser producidos por manejo (esquileo, inyecciones, etc.) o por un entorno hostil (alambradas, plantas espinosas, etc.).

Recogida de muestras

  1.   Seleccionar varios animales afectados
  2. Abrir los abscesos y frotar la pared interna de los mismos con un hisopo. Utilizar siempre hisopos con medio de transporte. Entre 3 y 5 muestras es suficiente.
  3.  Si los abscesos son internos, además de lo que acabamos de mencionar también se recomienda el envío de los órganos afectados.
absceso externo en ovino
Abscesos externos en ovino

Diagnóstico laboratorial

Tratamiento y control. 

El diagnóstico se hará mediante un cultivo bacteriológico específico con el fin de aislar las cepas que están presentes en las muestras recibidas.

El tratamiento es muy costoso, dado que pasa por la apertura y drenaje de los abscesos, limpieza con antisépticos y tratamiento sistémico con antibiótico.

El control pasa por aplicar medidas preventivas, la más específica es la utilización de autovacunas.

Para elaborar cualquier autovacuna es necesario primero realizar el diagnóstico y aislamiento de las cepas de S. a. anaerobius o C. Pseudotuberculosis a partir de muestras tomadas en la misma explotación.

Con el resultado de este cultivo se procederá a la fabricación de la autovacuna, que será específica para esa explotación y se aplicará como método PREVENTIVO.

Autovacuna


Aplicación:

Las autovacunas se aplican mediante inyección vía subcutánea.

Conviene avisar que el protocolo de aplicación puede variar en función de la explotación. El que aquí exponemos  es el recomendado de forma general.

  • Reposición: Vacunar y revacunar a los animales de la reposición a partir de las 8 semanas de vida con 3-4 semanas de intervalo.
  • Hembras adultas: Vacuna y revacunar a todas las hembras con 3-4 semanas de intervalo.


Algunas consideraciones


Dentro de la misma explotación, se pueden aislar Corynebacterium pseudotuberculosis y Staphylococcus aureus anaerobius. En ese caso se recomienda incluir ambas especies en la misma autovacuna.

Resultados


Según nuestra experiencia la aplicación de autovacunas reduce el gran medida el porcentaje de animales afectados. En explotaciones con prevalencias del 70-80 e incluso 100% de animales jóvenes afectados, tras dos años de vacunación de la reposición, el porcentaje de afectados es mínimo y además los afectados muestran menos abscesos y de menor tamaño.

Medidas a tomar


Como hemos comentado, la linfadenitis caseosa en un tema muy difícil de erradicar, por lo que aquí te dejamos una serie de recomendaciones para controlar la enfermedad:
  •  Medidas de Bioseguridad
  •  Evitar lesiones que puedan abrir los abscesos y que contaminen el lugar, pudiendo hacer que la enfermedad se extienda fácilmente.
  •  Protocolos de limpieza y desinfección para mantener limpia la granja.
  •  Orden en el esquilado.
  • Control de moscas.

[INFOGRAFÍA]




Puedes enviarnos muestras en caso de que tengas sospecha en tu explotación.

Revisa las indicaciones que hemos dado sobre la recogida de muestras y el envío de muestras y nos las puedes hacer llegar por SEUR 24horas a Polígono Río Gállego D/8, 50840 San Mateo de Gállego, Zaragoza.