martes, 12 de mayo de 2015

Un mundo sin pollos, ¿es posible?

A menudo damos por sentado la existencia de este pollo, pero ¿podría la humanidad sobrevivir sin ellos? Andrew Lawler lo está investigando.

Si los gatos o los perros desapareciesen por la noche, millones de personas llorarían la pérdida de sus peludos amigos. Si el ganado vacuno desapareciese de repente, habría una crisis económica en Estados Unidos, Argentina y Australia. ¿Pero qué pasaría si los 22 mil millones de pollos de la Tierra sucumbieran a una plaga como la gripe aviar? ¿Cómo haría frente la humanidad a este hecho?


pollos header



En el planeta tenemos actualmente unos 22 mil millones de pollos, tres para cada ser humano.

“Sin pollos nos enfrentaríamos a un mundo hambriento” dice Olivier Hanotte, biólogo molecular de la Universidad de Nottingham, UK. 

Sin estas aves, cerca de un tercio de la oferta de carne del mundo y casi todos sus huevos se desvanecerían.  Esta apocalíptica visión del mundo puede parecer descabellada, pero lo cierto es que este pájaro ha tenido su hueco en todos los rincones de la existencia humana.

El pollo, ¿una especie imprescindible?


Hoy en día, el pollo es la principal fuente de alimento, superando en número a todos los cerdos y las vacas del planeta juntos. Si le añadiésemos los perros y los gatos, aún seguirían siendo mayoría. Sólo en la Super Bowl se consumieron ¡más de 1 billón de alitas de pollo!

Toda esta fiebre por el pollo comenzó tras la Segunda Guerra Mundial, cuando los avicultores de Estados Unidos crearon un pájaro de producción en masa que creció con los músculos del pecho más grandes y que requería menos alimento.

Este animal de alta ingeniería es el que mantiene las industrias avícolas de todo el mundo. Aunque en Asia se sigue comiendo menos carne de pollo que en Norteamérica, se están poniendo al día: el pollo está a punto de superar a la carne de cerdo (el favorito tradicionalmente de China) como la carne más popular del mundo para el año.

Pero por qué el pollo se ha establecido como la especie animal más importante del mundo y no el pato o cualquier otra ave comestible?

Darwin fue el primero en darse cuenta. Se pasó una buena cantidad de tiempo y dinero estudiando el ave y descubrió que descienden de las aves de selva roja, un animal esquivo y tímido que tenía una peculiaridad: se adapta a una gran variedad de hábitats.

“Lo que es notable sobre el pollo es su diversidad genética. Es probablemente la especie más diversa genéticamente de ganado, con la posible excepción de los cerdos” dice Hanotte.
Alitas de pollo
Pero el aumento del pollo no es necesariamente algo malo. De hecho, el pájaro es algo así como un héroe del medio ambiente. Para entender su impresionante eficiencia imaginemos el impacto de la sustitución de pollo con carne de otros animales de granja.

Vacuno


La carne de vaca, que representa una cuarta parte de la carne que se consume en los EE.UU., sería el sustituto más desastroso. Kilogramo a Kilogramo, habría que encontrar un 1000% más de tierra para la que produzca lo mismo que el pollo, o lo que es lo mismo, un área mayor que India y China juntas. Pero además, habría que darles ocho veces más alimento para obtener la misma cantidad de carne. Contando que el cultivo de alimentos ocupa ya la tercera parte de la Tierra, no habría espacio para todo.

Cerdos


¿Y qué pasa con los cerdos? Necesitaríamos al menos el doble para atender la escasez de carne, y mucho más espacio para alimentarlos, ya que el cerdo requiere casi un 14% más de alimento que los pollos para producir un kilo de carne.

El medio ambiente y el efecto invernadero

Si hablamos de medio ambiente, esto también sería fatal, ya que tanto vacas como ovejas fermentan sus comidas en un estómago rico en bacteria que se llama rumen, que produce grandes cantidades de metano, un potente gas de efecto invernadero.Saciar la insaciable demanda de carne por este camino podría hacer que se disparase el calentamiento global y esto acarrearía una serie de consecuencias mucho peores.

Otras aves


¿Y otras aves? Los patos y los pavos puede parecer buenos sustitutivos, pero tienen varios inconvenientes. No se puede poner pavos y gansos en pequeños recintos y los patos necesitan agua. 
Hanotte comenta que "Los patos son adaptables, pero no tanto como pollos."
 Los pavos, por otro lado, no son tan eficientes productores de huevos, y su especie no produce tanta carne como los pollos hacen con la misma alimentación. "Los patos y pavos tienen su nicho, pero no van a ser competidores", dice Hanotte. Se piensa que, en términos de proteína, los insectos en lugar de patos, serían la sustitución más probable.

En algunas partes de África y Asia, donde las cosas no les van tan bien, el pollo es un alimento común. Los más pobres pueden mantener una gallina o dos en su patio trasero. La desaparición de esta ave elevaría los índices de desnutrición, contando además que la carne de pollo y los huevos son particularmente ricos en aminoácidos esenciales como la lisina y la treonina, que nuestro cuerpo no puede fabricar.

El papel oculto del pollo en la sociedad


Los pollos tienen un rol que a menudo pasa desapercibido por la sociedad: sus huevos son cruciales para la fabricación de vacunas contra la gripe. Para producir 400 millones de dosis anuales en el mundo, las cepas de gripe cultivadas se inyectan en los óvulos fertilizados, un ambiente rico en nutrientes y de otra manera estéril en el que el virus se multiplica rápidamente.
 “Es increíble lo bien que el virus de la influenza crece en los huevos” dice el microbiólogo Boris Ducher.


A pesar de todas estas noticias, las consecuencias de un éxodo de pollos no sería del todo malo. Menos personas contraerían salmonella, una bacteria que mata a unas 115.000 personas en el mundo cada año.

¿Qué probabilidades hay de un pollo-Armagedón?


El ave se concentra mayoritariamente en enormes granjas, y por tanto, es más susceptible a la propagación de la enfermedad que la mayoría de las aves del mismo recinto. Por ejemplo, la gripe aviar de hace una década, se cobró la vida de más de 100 millones de aves en toda Asia, y aún así, ha levantado cabeza este año. Sin embargo, el pollo es nada si no es un superviviente. Ha pasado los últimos miles de años ligado al ser humano, y cada año se vuelve más inexorablemente ligado a nuestro bienestar.



*Este artículo apareció impreso bajo el título “Un mundo sin pollos” en la revista NewScientist. Ha sido traducido y adaptado por EXOPOL.